sensibilidad.es.

sensibilidad.es.

Por qué no debes tratar los queloides en casa

Qué son los queloides

Los queloides son cicatrices espesas y elevadas que se desarrollan después de una lesión en la piel. A menudo son de color más oscuro que la piel circundante y pueden picar, ser dolorosas y, en algunos casos, incluso convertirse en una fuente de vergüenza para quien las padece. Aunque aún no se sabe con certeza por qué aparecen los queloides, se cree que son causados por una respuesta anormal del cuerpo a la lesión, donde la piel produce demasiado tejido cicatricial.

Los peligros de tratar los queloides en casa

A menudo, quienes padecen de queloides pueden sentir la tentación de tratarlos en casa utilizando diversas técnicas, desde la aplicación de cremas hasta la cirugía casera con objetos como tijeras y cuchillas. Sin embargo, estas soluciones caseras pueden ser peligrosas y, en algunos casos, incluso empeorar la condición de la piel.

No utilices cremas en exceso

Es importante entender que no todas las cremas para cicatrices son iguales ni todas son seguras. En muchos casos, las cremas de venta libre que prometen tratar los queloides pueden contener ingredientes potencialmente perjudiciales que pueden empeorar la piel. Además, existe el riesgo de hacer un mal uso de la crema y de aplicarla en exceso, lo que puede irritar aún más la piel y prolongar el proceso de curación.

No hagas cirugía en casa

La tentación de realizar una pequeña cirugía en casa es comprensible, pero también es extremadamente peligrosa. Las heridas infectadas pueden propagar bacterias y provocar infecciones graves. Si quieres quitar un queloide, lo mejor es acudir a un profesional médico que pueda indicarte las opciones de calidad y seguridad que tienes disponibles.

No uses remedios caseros

Los remedios caseros como la aplicación de aceites y cremas naturales pueden parecer una solución rápida y efectiva, pero en realidad, la mayoría no han sido probados correctamente y no cumplen su cometido. Algunos remedios caseros pueden resultar incluso peligrosos y generar reacciones adversas en la piel, lo que agravarían el problema en lugar de solucionarlos.

¿Qué sí debes hacer para tratar los queloides?

Si padeces de queloides, es importante que acudas a un dermatólogo experto para recibir un diagnóstico y recomendaciones específicas que se adapten a tus necesidades. Algunas opciones comunes de tratamiento pueden incluir:

Inyecciones de cortisona

Las inyecciones de cortisona son eficaces para reducir la hinchazón y detener el crecimiento del queloide. El proceso consiste en tomar un medicamento que se inserta en el tejido cicatricial, lo que reduce la inflamación y la probabilidad de brotes futuros.

Terapia con láser

La terapia con láser utiliza luz pulsada para destruir el tejido cicatricial y fomentar el crecimiento de una piel nueva y saludable. Esta técnica puede ser dolorosa y puede llevar varias sesiones para ver resultados, pero es muy efectiva para reducir la apariencia de queloides.

Cirugía

En algunos casos, se requiere cirugía para quitar completamente el tejido cicatricial. Sin embargo, la cirugía debe ser realizada por un profesional médico que tenga experiencia en el tema para asegurarse de que el resultado sea el deseado.

Conclusión

Tratar los queloides en casa puede parecer una solución simple, pero en realidad es peligrosa y puede hacer que la piel sea aún más difícil de tratar. Es importante buscar un dermatólogo que te brinde información precisa y pueda tratar adecuadamente el problema con los recursos necesarios. Además, es fundamental no intentar quitar un queloide sin la ayuda de un médico capacitado. Al final, puedes encontrar una solución efectiva y segura a la vez que mejora tu calidad de vida.