sensibilidad.es.

sensibilidad.es.

Mitos y verdades sobre la psoriasis

Introducción

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por la aparición de placas escamosas rojas y blancas en distintas partes del cuerpo. Aunque se sabe mucho sobre esta enfermedad, todavía existen muchos mitos y verdades sobre la psoriasis que muchas personas desconocen. En este artículo, les hablaré de los principales mitos y verdades sobre la psoriasis y cómo separar los hechos de la ficción. Les explicaré la causa, los síntomas y el tratamiento de la psoriasis, así como las últimas investigaciones sobre la enfermedad.

¿Qué es la Psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad autoinmunitaria que se manifiesta en la piel. Afecta a las células de la piel, lo que causa una inflamación crónica que desencadena la aparición de escamas, enrojecimiento e irritación en la piel.

Mito 1: La psoriasis es contagiosa

Falso. Aunque los síntomas de la psoriasis pueden parecer desagradables, no se puede contraer la enfermedad simplemente por entrar en contacto con una persona con psoriasis. La psoriasis no es una infección, es una enfermedad autoinmunitaria en la que el propio sistema inmunológico del cuerpo ataca a las células de la piel. Esta enfermedad no se transmite de una persona a otra por el contacto, de ninguna manera.

Verdad 1: La psoriasis puede ser hereditaria

Verdadero. La psoriasis es hereditaria, lo que significa que si un miembro de la familia tiene psoriasis, es más probable que otros miembros de la familia también la padezcan. Un estudio realizado por el National Psoriasis Foundation encontró que si uno de los padres tiene psoriasis, el riesgo de que un hijo la padezca es del 10%. Si ambos padres tienen psoriasis, ese riesgo aumenta al 50%.

Mito 2: La psoriasis solo afecta la piel

Falso. Aunque la psoriasis es una enfermedad de la piel, también puede tener efectos en otras partes del cuerpo. Algunos pacientes pueden sufrir dolor en las articulaciones, fatiga, trastornos del estado de ánimo y problemas de sueño. Este tipo de psoriasis se llama psoriasis articulada o artritis psoriásica. Se estima que entre el 10 y el 30 por ciento de los pacientes con psoriasis también tienen artritis psoriásica.

Verdad 2: La psoriasis puede ser desencadenada por el estrés

Verdadero. El estrés puede desencadenar o empeorar la psoriasis. Las investigaciones han encontrado una relación entre el estrés emocional y la aparición de placas de psoriasis. Recomendamos a los pacientes hacer una actividad que les ayude a reducir el nivel de estrés, como el yoga, la meditación o simplemente dando un paseo al aire libre.

Causas de la psoriasis

La causa exacta de la psoriasis aún se desconoce, pero se sabe que la psoriasis es una enfermedad autoinmunitaria que involucra una respuesta inmunológica anormal.

Factores genéticos

La psoriasis es una enfermedad hereditaria, lo que significa que si alguien en tu familia sufre psoriasis, es más probable que tú la padezcas también. Se han identificado más de 40 genes asociados con la psoriasis y se cree que estos genes interactúan con factores ambientales para provocar la enfermedad.

Factores ambientales

Varios factores ambientales pueden desencadenar la psoriasis. Entre ellos, se incluyen el estrés, las infecciones virales o bacterianas y la exposición a ciertos medicamentos.

Síntomas de la psoriasis

Los síntomas de la psoriasis pueden variar de leves a graves, y las lesiones pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Placas de psoriasis

Las placas de psoriasis son el síntoma más común de la enfermedad. Estas placas aparecen como manchas rojas o rosadas cubiertas de escamas plateadas, y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en los codos, las rodillas, el cuero cabelludo y la parte baja de la espalda.

Lesiones en la uña

La psoriasis también puede afectar a las uñas de los dedos de las manos y de los pies. Esta manifestación se conoce como psoriasis ungueal. Las uñas afectadas pueden presentar una descoloración, hendiduras o separarse del lecho de la uña.

Tratamiento de la psoriasis

Actualmente no existe cura para la psoriasis, pero hay muchos tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad.

Tópicos

Los tratamientos tópicos para la psoriasis se aplican directamente en la piel. Estos tratamientos incluyen cremas, lociones y champús que contienen medicamentos como corticosteroides y retinoides.

Fototerapia

La fototerapia es un tratamiento que expone la piel a luz ultravioleta (UV). La radiación UV reduce la inflamación y la proliferación de las células de la piel, lo que ayuda a reducir los síntomas de la psoriasis.

Medicamentos sistémicos

Los medicamentos sistémicos son aquellos que se toman por vía oral o inyectados en el cuerpo. Estos medicamentos incluyen inmunomoduladores, como el metotrexato y la ciclosporina, que reducen la respuesta inmunológica del cuerpo.

Conclusión

La psoriasis es una enfermedad autoinmunitaria común que puede afectar a cualquier persona. Aunque aún no existe una cura para la psoriasis, hay muchos tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Es importante conocer los mitos y verdades sobre la psoriasis para evitar la estigmatización y la discriminación de las personas que padecen la enfermedad. Además, hay que comprender que el tratamiento de la psoriasis puede ser un proceso largo y difícil, por lo que se necesita el apoyo emocional y físico de los familiares y amigos cercanos. Si usted tiene psoriasis, no dude en hablar con su médico para obtener más información sobre la enfermedad y los tratamientos disponibles.