sensibilidad.es.

sensibilidad.es.

Tipos de tratamientos para la piel atópica

La piel atópica es un problema que afecta a un gran número de personas en todo el mundo. Los síntomas incluyen picazón, sequedad y enrojecimiento en la piel. Si tienes piel atópica, es importante saber que hay varios tipos de tratamientos disponibles para ayudarte a controlar y reducir los síntomas. En este artículo, exploraremos los diferentes tipos de tratamientos disponibles para la piel atópica.

Tratamientos Tópicos

Uno de los tratamientos más comunes para la piel atópica son las cremas y ungüentos tópicos. Estos productos se aplican directamente en la piel para ayudar a hidratarla y reducir la inflamación. Las cremas y ungüentos tópicos para la piel atópica a menudo contienen ingredientes como la vaselina, la lanolina y la glicerina. Estos ingredientes ayudan a retener la humedad en la piel, lo que puede reducir la sequedad y la picazón. También hay cremas tópicas que contienen corticoides, los cuales son medicamentos antiinflamatorios que ayudan a reducir la inflamación en la piel. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el uso prolongado de los corticoides puede tener efectos secundarios, como adelgazamiento de la piel y la aparición de estrías.

Antihistamínicos orales

Los antihistamínicos orales también pueden ser útiles para reducir los síntomas de la piel atópica. Los antihistamínicos son medicamentos que ayudan a bloquear la histamina, un químico que causa picazón e inflamación en la piel. A menudo se recetan antihistamínicos como la hidroxicina o la cetirizina para la piel atópica. Estos medicamentos pueden ayudar a aliviar la picazón y reducir la inflamación en la piel.

Luz Ultravioleta

La luz ultravioleta (UV) también puede ser un tratamiento efectivo para la piel atópica. La luz UV A y B pueden ayudar a reducir la inflamación en la piel y mejorar la función de la barrera de la piel. La terapia de luz UV para la piel atópica se realiza en un ambiente controlado, como en la oficina de un dermatólogo. A menudo se recomienda que los pacientes reciban tratamientos dos veces por semana durante varias semanas.

Eliminación de alérgenos

La piel atópica a menudo es el resultado de una reacción alérgica en la piel. Si se identifica el alérgeno específico que causa la reacción en la piel, la eliminación de dicho alérgeno puede ser una forma efectiva de tratar la piel atópica. Los alérgenos comunes que pueden desencadenar reacciones en la piel incluyen ciertos alimentos, productos químicos y materiales textiles. Un dermatólogo puede ayudarte a identificar los alérgenos específicos que causan tus síntomas.

Terapias complementarias

Además de los tratamientos tradicionales, hay ciertas terapias complementarias que pueden ser útiles para tratar la piel atópica. Entre las terapias complementarias se incluyen:
  • Acupuntura - un tratamiento que implica la inserción de agujas finas en la piel en puntos específicos para estimular la energía del cuerpo y promover la curación.
  • Medicina herbaria - el uso de plantas o extractos de plantas para tratar enfermedades y afecciones de la piel.
  • Meditación y yoga - técnicas para reducir el estrés y la ansiedad, lo que puede ayudar a reducir los síntomas de la piel atópica.

Cuidado de la Piel General

Además de los tratamientos específicos para la piel atópica, hay ciertos cuidados generales que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la piel atópica. Entre las recomendaciones generales se incluyen:
  • Hidratar la piel regularmente - aplica una crema hidratante sin perfume después de bañarte para mantener la piel hidratada.
  • Usar productos sin perfume - los productos de cuidado personal con perfume pueden irritar la piel y empeorar los síntomas de la piel atópica.
  • Evitar baños calientes - los baños calientes pueden resecar la piel y empeorar los síntomas de la piel atópica. Opta por duchas cortas con agua templada en su lugar.
  • Vestir con ropa suave - la ropa rugosa o con fibras sintéticas pueden irritar la piel y causar picazón.
En resumen, hay varias opciones de tratamiento para la piel atópica disponibles para reducir los síntomas. Habla con tu dermatólogo acerca de las opciones de tratamiento que son adecuadas para ti. También hay ciertos cuidados generales que puedes tomar para reducir los síntomas de la piel atópica y mejorar la salud de tu piel.