sensibilidad.es.

sensibilidad.es.

Consejos para manejar el eczema durante la primavera y el verano

Consejos para manejar el eczema durante la primavera y el verano

La primavera y el verano son épocas del año en las que el clima es más cálido y húmedo, lo que puede generar complicaciones para aquellas personas que sufren de eczema. El eczema es una enfermedad inflamatoria de la piel que causa enrojecimiento, picazón y descamación. Si bien existen diferentes tipos de eczema y causas de esta dermatitis, es esencial tomar medidas para prevenir la aparición de brotes o aliviar los síntomas si estos ya están presentes. En este artículo, como dermatólogo experto, te presentaré algunos consejos para manejar el eczema durante la primavera y el verano.

1. Hidratación excesiva

La piel seca es un factor que contribuye a la aparición del eczema, es importante mantener la piel hidratada, especialmente durante los meses más cálidos. Usa lociones hidratantes o cremas sin frangancia para evitar irritaciones. Aplica la crema hidratante después de bañarte o darte una ducha, cuando la piel aún está húmeda, esto ayudará a sellar la humedad.

2. Evita productos elaborados con químicos fuertes

Evita los productos de limpieza fuertes y los productos químicos que puedan irritar tu piel. Si empleas productos de limpieza, utiliza unos que sean más suaves o contempla el uso de guantes mientras trabajas con los mismos.

3. Usa ropa transpirable y suave

Es importante usar ropa que no haga que la piel sude y esté cubierta por tela. Usa ropa transpirable y suave para que la piel del paciente no se irrite. Si no se está comido con una prenda de algodón, tiene que evitar tejidos que sean más sintéticos y que suden más, ya que esto puede causar reacciones negativas en su piel.

4. Mantén tus uñas cortas

Es fundamental que evites rascarte la piel cuando experimentes picazón. Mantén tus uñas cortas y no uses anillos ni brazaletes que puedan irritar tu piel, riendas pequeñas que puedan crear rozaduras en la piel, mientras la calma esté siendo buscada.

5. Evita el estrés

El estrés puede causar brotes de eczema, aunque el mismo no ha sido identificado aún como una causa del eczema. Es importante que mantengas tus niveles de estrés bajos y tengas un estilo de vida saludable. Para esto puede ayudarte el hacer yoga, meditación, o una actividad que te ayude a reducir la ansiedad o la tensión acumulada.

6. Limita la exposición al sol

La exposición al sol puede causar brotes de eczema. Es importante que uses bloqueador solar con un FPS de al menos 30 y que uses ropa que te cubra la piel durante las horas del día en las que el sol es más intenso. Limita el tiempo que pasas al sol y también el tiempo dentro del agua. Asegúrate de secarte bien después de bañarte o después de nadar.

7. Controla los síntomas

Si ya sufres de eczema, es importante que sigas el tratamiento que te ha prescrito tu dermatólogo. Si observas síntomas como ampollas, pus, o fiebre, llama a tu dermatólogo de inmediato.

8. Aprende técnicas de relajación

Además de reducir tu nivel de estrés, también puede ser útil aprender técnicas de relajación como la respiración profunda, la relajación muscular progresiva, la visualización, para reducir la inflamación y para prevenir brotes de eczema.

9. Cambia tus hábitos alimentarios

Algunos alimentos pueden causar brotes de eczema en algunas personas. Si crees que ciertos alimentos pueden causarte irritación o brotes de eczema, evita o reduce la ingesta de estos alimentos. Toma en cuenta que cada paciente es diferente, por lo que los alimentos irritantes pueden variar de una persona a otra.

En conclusión, el eczema es una enfermedad complicada que puede tener un gran impacto en la calidad de vida de las personas que sufren de ella. Sin embargo, hay muchas medidas que pueden tomarse para prevenir su aparición o reducir los síntomas y el impacto de esta enfermedad. Sigue los consejos que presentamos aquí para manejar mejor el eczema durante la primavera y el verano, siempre poniéndote en contacto con tu dermatólogo si tienes alguna pregunta o preocupación.